Advertencia

Este blog está dirigido a un público adulto y puede contener textos o imágenes de carácter sexual y/o erótico, o resultar ofensivo para determinadas creencias o estándares morales.

1 de enero de 2007

La increíble historia del hombre menguante


Nació un día plomizo de abril.
Creció en el seno de una familia normal, viviendo una infancia bastante corriente. En su adolescencia conoció a una chica maravillosa y simpática de pelo moreno y peinado en forma de bucles. A la edad de 17 años y medio cortaron porque ella se había enamorado de otro chico, menos guapo pero que la entendía mejor.
Con 18 años comenzó a menguar.
De hecho, menguó. Y menguó, y menguó.
Y murió.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y antes de morir, qué tamaño tenía?

BlueBird dijo...

Yo creo que empezó a menguar demasiado pronto. Una persona decepcionada y decepcionante. Selección natural. Seguramente no debía vivir más.

BalaNegra dijo...

Respecto a su tamaño al morir, antes de su deceso le llamaban "Pulgarcito".

En cuanto al momento en que menguó, los datos científicos de que dispongo hablan de 1,5 cm por mes, lo que hace unos 18cm por año. Desapareció en 10 años. ¿Decepcionado? No creo, más bien estaría decepcionada su ex ¿No?

BlueBird dijo...

¿Su ex? ¿Por qué? Ella ya se ha ido.

Si este hombrecito no se hubiera decepcionado al perder a su ex (porque la imaginaba fiel), no hubiera menguado. Mengua porque se acobarda. Por ser cobarde, es decepcionante. Por lo menos para mí.

BalaNegra dijo...

¡Qué cruel! Aunque me gusta... ¿He dicho que además murió virgen?

BlueBird dijo...

Entonces, más decepcionante todavía. Esta vez sí, para su ex.